Caracas|Lunes, enero 22, 2018
>
Usted se encuentra en: Home » Nacionales » Venezuela en el umbral de una crisis humanitaria
  • Siguenos

Venezuela en el umbral de una crisis humanitaria 

Gráfico presentado por los Dres. Rodriguez-Morales y Paniz-Mondolfi en la revista Lancet sobre la evolución de la malaria en Venezuela

Escribe el médico Peter J. Hotez ( @PeterHotez) coeditor en jefe de la publicación PLOS (Public Library of Science) y Decano de la Escuela Nacional de Medicina Tropical en el Colegio Baylor de Medicina y Presidente del Sabin Vaccine Institute, un alarmante artículo en su blog en PLOS titulado “Venezuela: An Emerging Tropical Disease and Humanitarian Emergency?” (en inglés) donde denuncia el resurgimiento de enfermedades tropicales en Venezuela que podrían llevar al país a una “emergencia humanitaria” ante la escasez de medicamentos específicos y la falta de efectividad de las políticas gubernamentales en su combate.

Escribe el Dr. Hotez
En el Congreso Internacional de Parasitología (XIII ICOPA), celebrado en la Ciudad de México a principios de este mes, nos enteramos de la muy grave y peligrosa situación de una enfermedad que ahora se desarrolla en Venezuela. El fracaso de la salud pública más evidente ha sido un fuerte aumento de la malaria. Como también informaron en The Lancet la semana pasada, Rodriguez-Morales y Paniz-Mondolfi encontraron que se han más que duplicado el número de casos de malaria en Venezuela desde 2008, a casi 1.500 casos semanales reportados en promedio este año. Considerando que las Américas en general han experimentado un descenso del 58 por ciento de la malaria en la última década, Venezuela se une a Guyana y Haití como los únicos tres países donde ha aumentado. Sin embargo, Venezuela tiene un índice de desarrollo humano y un ingreso nacional bruto per cápita sustancialmente mayor que Guyana y Haití, lo que sugiere que otros factores además de la pobreza extrema explican en parte esta situación. Estos incluyen un sistema de salud desordenado (como se informó recientemente en la revista Science), y la falta de disponibilidad de medicamentos antimaláricos. Según Rodríguez-Morales, quien presentó el caso en ICOPA XIII, la malaria es ahora hiperendémica en áreas circundantes a las minas de oro de Venezuela, y se ha relacionado con un aumento de la minería ilegal y la mala gestión.
La malaria no es la única enfermedad tropical que ha resurgido en Venezuela. Los casos de dengue están aumentando y hay serias preocupaciones acerca de la propagación del chikungunya desde el Caribe. Por otra parte, ha habido escasez en las reservas nacionales de medicamentos antimoniales para tratar la leishmaniasis, y nos enteramos de un problema no resuelto con esquistosomiasis urbana causada por Schistosoma mansoni. En el año 2010, la Dra. Belkisyole Alarcón de Noya y sus colegas del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela, informaron sobre un gran brote urbano de la enfermedad de Chagas aguda adquirida por vía oral en una escuela compuesta en su mayoría de los escolares de clase media de Caracas. Más de 100 de los 1.000 individuos expuestos se infectaron por el Trypanosoma cruzi, cuando ingirieron jugo de guayaba contaminado. Más de la mitad de los casos confirmados exhibieron anomalías en sus registros de ECG, mientras que el 20 por ciento requirió hospitalización. También hubo una muerte – un niño de cinco años de edad que murió de miocarditis chagásica aguda. Con posterioridad el T. cruzi genotipado confirmó una fuente común de infección.

Hemos utilizado el término ”blue marble health” (salud de mármol azul) para resaltar las inesperadamente altas tasas de prevalencia e incidencia de las enfermedades tropicales desatendidas en el G-20 y otras economías ricas. El término se aplica principalmente a las enfermedades llamativas en áreas concentradas de intensa pobreza en estos países. Los conceptos de salud de mármol azul ciertamente se aplican a Venezuela, pero que ahora pueden también estar viendo un significativo resurgimiento de infecciones tropicales en los últimos años. En marcado contraste con las décadas anteriores, cuando Venezuela era un líder de los esfuerzos de salud pública en América Latina, el país parece estar experimentando una grave crisis de salud pública. Necesitamos una mejor comprensión de las bases de este aumento de la prevalencia y la incidencia de la enfermedad , y en qué medida se reflejan los cambios en las políticas gubernamentales frente a otras fuerzas. Mientras tanto, las enfermedades tropicales desatendidas representan un problema de salud pública y de emergencia humanitaria en la nación venezolana que puede requerir asistencia externa de la Organización Panamericana de la Salud y otros organismos internacionales.

Fuente: La Patilla

 

Comentarios